top of page

Organizar el Dormitorio para Dormir Bien


Cómo disponer tu dormitorio para una mejor noche de sueño

-Si no duermes bien, el resto de las áreas de tu vida, también pueden verse afectadas.

Organizar el dormitorio puede ser clave para dormir bien.


Hay pocas cosas mejores o más satisfactorias que una buena noche de descanso.


Pero dormir profundamente puede ser un desafío. Las circunstancias de la vida pueden interrumpir el sueño y no podemos controlar todo lo que sucede en nuestras vidas.

Pero podemos controlar nuestro dormitorio.


Organiza tu dormitorio para dormir bien. Aprovecha al máximo tu entorno para mejorar la calidad y la cantidad de sueño y date la mejor oportunidad de dormir como un bebé


"Tu entorno afecta a la calidad y cantidad de tu sueño. En muchas ocasiones, organizar tu dormitorio ayuda a que duermas bien y a que la calidad del sueño mejore sustancialmente."


Sigue estos consejos que contribuirán al sueño que tu cuerpo y mente anhelan:


1. Colchón. Encontrar el colchón adecuado es fundamental para conseguir una buena noche de sueño.

Hay tantas opciones que es fácil sentirse abrumado.

Si tu cama no es cómoda, acércate a una tienda especializada o unos grandes almacenes, donde te puedan asesorar y puedas probar algunos colchones.

No te de corte tumbarte e imaginar por unos minutos que se trata de tu cama.

Observa cómo te sientes, si es muy duro o muy blando, si experimentas dolores o si por el contrario te sientes bien.

Si es posible, evita ahorrar y elige un buen colchón. No pienses tanto en el precio como en sentirte cómodo.

Piensa cuánto tiempo pasas durmiendo o en la cama (un tercio del día) y cuánto tiempo conservarás tu colchón (fácilmente 10 años).

Un buen colchón es una de las mejores inversiones que puedes hacer.

No menos importante es elegir una buena almohada.

Puedes ver nuestra selección en la tienda de Consejos Dormir Bien en Amazon.

2. Luz. Para la mayoría de nosotros, cuanto más oscuro, mejor.


Minimiza la cantidad de luz en tu habitación.

Controlar la luz es especialmente importante si tu horario requiere que duermas durante el día.

Asegúrate de que tu despertador, el móvil u otros aparatos de tu dormitorio, no emitan luz. Si fuera así, existen pegatinas negras que impiden que traspase la luz de los pilotos.

También hay cortinas especiales que bloquean la luz.

3. Ruido. El menor ruido posible es la mejor opción para la mayoría.

Sin embargo, algunas personas prefieren quedarse dormidas con los sonidos del océano, la lluvia o el ruido blanco.

Averigua qué funciona para ti.

Si te ves obligado a dormir en un área ruidosa, los tapones para los oídos pueden ayudar.

Un ventilador también puede ser útil para tapar ruidos no deseados.

4. Ten una bebida a mano.

Si con frecuencia necesitas beber durante la noche, tener una bebida disponible en la mesilla, evita que te tengas que levantar de la cama y perturbar aún más tu sueño.

Observa si el beber durante la noche te hace ir más a menudo al baño, en ese caso es preferible evitar beber.

También es posible que desees limitar las comidas cerca de la hora de acostarte, ya que esta es una causa común de sed durante la noche.

5. Confort psicológico. ¿Qué necesitas para sentirte cómodo? ¿Una puerta cerrada? ¿Ventanas cerradas? ¿Estar tapado?.

Crea una situación de dormitorio que sea más propicia para dormir cómodamente.

Piensa en qué puede ayudar a que estar en la cama durmiendo sea un placer.

6. Temperatura. Cada uno de nosotros tiene una temperatura perfecta para dormir.

Los estudios demuestran que una habitación fresca funciona mejor para la persona promedio, pero es posible que tú no seas promedio.

Experimenta y descubre qué funciona mejor para ti.

Una manta adicional o un pequeño ajuste del termostato pueden marcar una gran diferencia y hacer que no duermas, o por el contrario, hacer que duermas mejor.

7. Electrónica. Los relojes, teléfonos, tabletas y televisores pueden contribuir a una mala noche de sueño.

A ser posible, mantén los dispositivos electrónicos fuera del dormitorio.

Idealmente, no utilices dispositivos electrónicos durante al menos una hora antes de acostarse, así evitarás la luz azul y te resultará más fácil conciliar el sueño y permanecer dormido.

8. Mascotas. Para muchas personas permitir mascotas en tu cama es un serio obstáculo para una buena noche de descanso.

Sin embargo, hay personas que se sienten más cómodas durmiendo con sus mascotas.

Piensa en cómo tu mascota afecta a tu sueño y si este podría mejorar si evitaras dormir con ellos.

 

Y tú, ¿qué tal duermes?, ¿estás aprovechando al máximo el espacio de tu dormitorio para dormir?.


Es fácil pensar que cualquier colchón en una habitación es suficiente para dormir bien.


Y eso es cierto para algunas personas.


Sin embargo, la mayoría de nosotros se beneficiaría si hiciéramos algunos cambios en nuestro dormitorio.


Asegúrate de crear el mejor ambiente para dormir que puedas.


Notarás los resultados y te alegrarás de haberlo haberlo hecho.

103 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page