top of page
Bebiendo café

sueño

El cerebro puede encontrarse en tres estados: Vigilia, Sueño NREM y Sueño REM.

Una descripción conductual del sueño, diría que se trata de un estado reversible, en el que una persona dormida es una persona que no responde a estímulos, inmóvil, generalmente tumbada. 

 

El sueño consta de las fases NREM (N1, N2, N3 y N4) y la fase REM y viene determinado por las ganas de dormir y los ritmos circadianos.

Las ganas de dormir y los ritmos del sueño son responsables del sueño.  La Adenosina  es la molécula responsable de lo primero.  Por su parte los ritmos Circadianos de Sueño son acordes a la temperatura de tu cuerpo a lo largo de las 24 horas del día y son distintos para cada persona.  Por la noche decrece la temperatura corporal central, en paralelo aumenta la propensión al sueño y la oscuridad hace que se libere Melatonina, la hormona reguladora del sueño.

A lo largo de la noche se producen los llamados Ciclos de Sueño, cada uno de ellos viene a durar 90 minutos y consta de las siguientes fases: NREM: N1 o Fase 1,N2 o Fase 2, N3 y N4 o Fases 3 y 4 y R.E.M.

Fase 1

El cuerpo entra en modo sueño

Fase 2

Se produce el mantenimiento de procesos regulatorios básicos

Fases 3 y 4

Restauración a nivel físico, crecimiento de hormonas, etc.

R.E.M.

Restauración a nivel mental, sueños, consolidación de la memoria a largo plazo, parálisis corporal.

Puede resultar útil conocer si se están realizando todos los ciclos necesarios y la duración de cada una de las fases, ya que por ejemplo durante las fases 3 y 4 se produce el sueño que nos permite "levantarnos y sentirnos genial".  Y por ejemplo las carencias de sueño RE.M se asocian con problemas de memoria.  

 

Los dispositivos de medición de fases de sueño, permiten llevar un tracking de los ciclos y de cada fases.  Conocer si se está produciendo alguna carencia, es el primer paso para poder incorporar las medidas adecuadas para corregirlo.

La duración del sueño, es variable entre las distintas personas, aunque la necesidad de sueño  parece estar entre 7 y 9 horas de media y viene definida fundamentalmente por factores genéticos y por la edad:  La necesidad de horas de sueño es máxima en el primer año de vida, muy alta durante la infancia y va progresivamente disminuyendo hasta el final de la adolescencia

bottom of page